miércoles, 30 de julio de 2014

AL VER EL GUÉRNICA EN EL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA (Alice Sun-Cua, filipina)


Su inmensidad conmociona.
Seres humanos, o lo que queda de ellos,
tienen las bocas totalmente abiertas –en agonía, en desespero,
en extremo dolor. El caballo, galopante.
Oscuridad
Busco siempre la sombra
Todo es oscuro pensamiento
El cielo duerme en mis ojos,
La luna es trozo y trozo.
Encontraré la verdadera sombra
En la pradera del día del Juicio
Cuando todo perecerá
Y sólo la oscuridad de Dios será visible
Sueño en la oscuridad
Estaba demasiado oscuro alrededor y en este sagrada oscuridad el Amor dio a luz un niño. La Madre Amor sabía que se trataba de mi Sueño. El sueño abrió sus ojos. Ojos demasiado negros en aquella oscuridad, y en tanto oscurecía comenzaba a encogerse el corazón del sueño. “Ven aquí”
–Dijo el amor– tranquilo, dame tu mano y yo te llevaré a través de este dolor
Es una pena –estaba oscuro en todas partes–
En el cuarto
En el patio
En el corazón.
El Sueño suspiró y murió
El sueño partió a los espacios sin luz.

[Traducción: Andrea Cote]


2 comentarios:

Anónimo dijo...

you're truly a excellent webmaster. The site loading speed
is amazing. It sort of feels that you are doing any unique trick.

Furthermore, The contents are masterpiece.
you've done a excellent process on this subject!


My weblog: legal stimulants ()

Michelle dijo...

Algunos me gustaron más que otros, pero debo dmitir que admiro mucho a ciertos poetas que conozco por la web, que sin duda deberian estar en una lista de los más bellos